• Mié. May 12th, 2021

Membrillo de manzana casero

🥇 Mermelada de membrillo, sin azúcar y rica en antioxidantes

En mi artículo anterior, hablé de las infravaloradas bayas de níspero (o abrótano). Es una fruta difícil porque, a diferencia de la mayoría de las frutas de postre, no se puede recoger y comer sin más. La elaboración de una jalea, una hermosa conserva de color bermellón intenso que va bien con la caza, el asado o las carnes curadas y el queso, es una forma estupenda de aprovechar los nísperos que se tienen en las manos.
También pensé que sería una buena oportunidad para probar a hacer conservas de jalea, algo que llevaba tiempo queriendo hacer. El membrillo y la manzana de cangrejo, que son parientes cercanos del níspero, encajan bien en esta receta.
Hay un debate sobre el grado de madurez de los nísperos; algunos sugieren que sólo se utilicen nísperos inmaduros, mientras que otros dicen que entre el 14 y el 12 por ciento de ellos deben estar “bletted” (blandos y dorados). Yo sólo he utilizado nísperos inmaduros, que dan como resultado una gelatina clara y brillante con una astringencia similar a la del té fuerte. La próxima vez tendré más paciencia y esperaré a que un gran número de ellas se bollen.
La pectina, un pegamento químico que mantiene unidas las células vegetales, es abundante en los nísperos. Las enzimas descomponen la pectina a medida que la fruta madura, lo que la hace más tierna. Cuando se hace jalea, la pectina debe liberarse hirviendo la fruta hasta que se haga pulpa para que la jalea cuaje. Recomiendo añadir manzanas de cangrejo o manzanas ácidas para comer, como las orange pippins o russets de Cox, si se dispone de mucha fruta madura. También se puede utilizar azúcar de mermelada en lugar de una parte del azúcar para asegurar una buena recogida.

😍 Receta de mermelada de membrillo japonesa

La mermelada de membrillo es sencilla de hacer. El membrillo, el azúcar y el zumo de limón se combinan para hacer una mermelada suave y sabrosa. Una delicia otoñal que puede disfrutarse en cualquier momento del año en forma de mermelada para untar en tostadas, crostata o como acompañamiento de una tabla de quesos.
El membrillo es el único miembro del género Cydonia de la familia de las rosáceas, que también incluye las manzanas y las peras (Wiki). La piel de esta manzana de otoño es dura y vellosa, y tiene un aspecto poco atractivo; pero, cuando se hornea, es excelente para mermeladas, jaleas y mostazas.
El membrillo se recolecta cuando está maduro, en octubre, y tiene un color amarillo vivo característico y un agradable aroma. Es una fruta extremadamente delicada que se estropea rápidamente. En cambio, el membrillo puede conservarse durante varias semanas si se mantiene frío, oscuro y seco. El membrillo tiene un alto contenido en pectina, lo que lo hace adecuado para hacer mermeladas y jaleas.
Durante mucho tiempo, estas frutas, que parecen un peculiar cruce entre una manzana y una pera, no estaban destinadas a ser consumidas, sino que se utilizaban para otros fines. En muchos hogares, incluido el mío en Italia, se utilizaban por su fragancia para perfumar armarios y cajones. Las familias campesinas tardaron mucho tiempo en experimentar con el membrillo en la cocina, lo que dio lugar a una larga historia de mermeladas y conservas.

🔅 Receta de conservas de membrillo cómo hacer conservas de membrillo

Aunque la elaboración de mermeladas parece estar en aumento, la de jaleas parece estar en declive.

🌹 Mermelada de membrillo

¿Es posible que la gente se desanime por su dulzura? ¿La ligera gelatina que le resta elegancia? Tal vez sea el miedo a que la mermelada no cuaje para los demás.
Siempre he utilizado pectina en mis mermeladas, y nunca me he animado a probar otra cosa que no sea la pectina de Pomona. El resultado es un buen cuajado con un mínimo de azúcar, y no tengo que preocuparme demasiado. Pero cuando tengo en mis manos una cesta de fruta con un alto contenido en pectina, no puedo evitar pensar en una gelatina delicada y transparente, y éstas son las únicas ocasiones en mi carrera conservera en las que uso puntos de gel y termómetros. El año pasado hice membrillo, y la fruta tenía tanta pectina que espesaba como la gelatina. Acumulé mis pocos tarros pequeños durante todo el invierno porque era rosa y olía a rosas. Este año, hice jalea de grosellas rojas, y cuando la herví con azúcar, el precioso jugo se desbordó sobre la estufa. Sólo guardé un preciado tarro de color burdeos, y era ideal.

🌎 Bummtchoont (manzana de membrillo) || بہی || safarjal || por cachemira

Picar las manzanas y los membrillos y ponerlos a hervir con el agua en una olla de fondo grueso. Cocer a fuego lento durante unos 30 minutos, o hasta que la fruta esté blanda y cocida. Cocer durante otros 20 minutos después de triturar la fruta. Extraer el líquido claro colando la fruta a través de un paño de muselina/calicó durante unas horas.
Vuelva a poner el líquido y el azúcar a fuego lento y cocine hasta que la jalea alcance la fase de cuajado, o cuando una cucharada colocada en un plato frío de la nevera cuaje y adquiera un color rosado. Para guardarla, viértala en tarros calientes y esterilizados.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad