¿Cuáles son los productos diferenciados?

Diferenciación de servicios

La atracción gravitatoria hacia la copia de los competidores es real. En los mercados saturados, cuantos más competidores, más seguros estamos de que lo que hacen nuestros competidores debe ser la solución correcta a todos los posibles problemas conocidos. Rara vez es así, pero no podemos evitarlo. Observamos el mercado tal y como existe hoy y copiamos consciente o inconscientemente lo que hay, convencidos de que si sólo podemos construir lo que tienen nuestros competidores, tendremos una oportunidad de competir.

Construir cosas diferentes resulta incómodo. Te sientes tonto; como el niño raro del patio al que le gusta coleccionar cartas de pokemon y no jugar al fútbol. Los equipos de producto que son capaces de luchar contra este instinto natural de copiar a los demás son los que construirán ofertas realmente diferenciadas.

Hay muchos gurús del producto que (con razón) sostienen que trabajar en una fábrica de características destruye el alma. Producir sin cesar una y otra característica con la vana esperanza de que una de ellas se mantenga es una forma desmoralizadora de pasar los días en el ámbito del producto. Dicho esto, como ya hemos dicho, las características son importantes. Y si te pasas todo el tiempo elaborando elegantes presentaciones utilizando las últimas metodologías de descubrimiento de productos sin llegar a construir nada, te estás perdiendo el objetivo.

Diferenciación de marcas

La diferenciación de productos es una estrategia de marketing diseñada para distinguir los productos o servicios de una empresa de la competencia. El éxito de la diferenciación de productos implica identificar y comunicar las cualidades únicas de un producto o una empresa, al tiempo que se destacan las claras diferencias entre ese producto o empresa y sus competidores. La diferenciación del producto va de la mano con el desarrollo de una propuesta de valor fuerte para que un producto o servicio sea atractivo para un mercado o público objetivo.

Si tiene éxito, la diferenciación del producto puede crear una ventaja competitiva para el vendedor del producto y, en última instancia, crear conciencia de marca. Algunos ejemplos de productos diferenciados pueden ser el servicio de Internet de alta velocidad más rápido o el vehículo eléctrico más eficiente del mercado.

La diferenciación del producto es fundamentalmente una estrategia de marketing para animar al consumidor a elegir una marca o un producto en lugar de otro en un campo abarrotado de competidores. Identifica las cualidades que distinguen a un producto de otros similares y utiliza esas diferencias para impulsar la elección del consumidor.

Tipos de diferenciación en marketing

No existe un producto básico. Todos los bienes y servicios son diferenciables. Aunque la presunción habitual es que esto es más cierto en el caso de los bienes de consumo que en el de los bienes y servicios industriales, lo cierto es lo contrario.

En el mercado, la diferenciación está en todas partes. Todo el mundo -productor, fabricante, vendedor, intermediario, agente, comerciante- trata constantemente de distinguir su oferta de las demás. Esto es cierto incluso para aquellos que producen y comercian con metales primarios, cereales, productos químicos, plásticos y dinero.

Los fabricantes de bienes de consumo e industriales buscan la distinción competitiva a través de las características del producto, algunas identificables visualmente o mensurables, otras implícitas cosméticamente y otras reivindicadas retóricamente por referencia a atributos ocultos reales o sugeridos que prometen resultados o valores diferentes a los de los productos de la competencia.

Lo mismo ocurre con los servicios industriales y de consumo, que yo llamo, para ser exactos, «intangibles». En las bolsas de materias primas, por ejemplo, los comerciantes de metales, granos y vientres de cerdo comercian con productos genéricos totalmente indiferenciados. Pero lo que «venden» es la supuesta distinción de su ejecución: la eficiencia de sus transacciones en nombre de sus clientes, su capacidad de respuesta a las consultas, la claridad y rapidez de sus confirmaciones, etc. En resumen, el producto ofrecido es diferenciado, aunque el producto genérico sea idéntico.

Ejemplos de posicionamiento y diferenciación

La cofundadora de Billie, Georgina Gooley, dijo: «Realmente quiero intentar forjar nuestra propia marca y nuestros propios seguidores y no intentar replicar lo que ha hecho otra marca, porque estamos intentando ser diferentes».

El producto se diferencia de las típicas marcas de cuidado corporal de venta directa al consumidor por centrarse en las mujeres primero, combatir la tasa rosa, ofrecer productos de primera calidad y hacer que el futuro sea más brillante para todas las mujeres. Esta estrategia ha ayudado a la empresa a conseguir un éxito monumental y a desarrollar una marca reconocible con una reputación positiva.

La diferenciación del producto se refiere a la estrategia utilizada por las empresas para destacar las características y beneficios únicos de su producto o servicio para separarlo de los competidores. El equipo de marketing comunica estas cualidades únicas a través de sus campañas y promociones. Y el equipo de ventas las utiliza para demostrar la ventaja competitiva del producto.

También conocida como estrategia de diferenciación, la diferenciación de productos es un método para que las empresas hagan que sus productos destaquen y capten la atención de los consumidores. Esto ayuda a la empresa a desarrollar una marca fuerte que los clientes potenciales reconocerán. Y aumenta la probabilidad de que elijan su producto en lugar de un producto o servicio genérico o no diferenciado.