Mi perro tiene la nariz seca

Mi perro tiene la nariz seca

Perro con nariz seca

Una nariz seca no significa necesariamente algo malo: la nariz de un perro cambia naturalmente de húmeda a seca varias veces al día. Sin embargo, a veces puede indicar una condición de salud subyacente grave. Entonces, ¿cuándo debe preocuparse?

Consejo profesional: Como cualquier otro miembro de su familia, su perrito está sujeto a enfermedades. Afortunadamente, existen diferentes planes de seguro para mascotas que pueden ayudarle a protegerse del coste económico de una emergencia de su mascota y asegurarse de que su peludo reciba los mejores cuidados posibles.

Cuando los perros duermen, no se lamen la nariz, por lo que la superficie puede secarse fácilmente. La nariz de tu perro debería volver a la normalidad después de unos diez minutos, pero si no lo hace, puedes ofrecerle un poco de agua para rehidratarlo después de la siesta.

La exposición al viento y al sol puede provocar sequedad nasal, al igual que el frío y el calor extremos. Esto debería ser temporal, a no ser que su compañero canino haya estado expuesto a los elementos durante un periodo de tiempo prolongado.

Las razas braquicéfalas, como los Pugs y los Bulldogs, que tienen el hocico más corto, también tienen dificultades para lamerse la nariz. Otras razas, como los Spaniels y los Lhasa Apsos, sufren la obstrucción de los conductos lagrimales, lo que deja sus narices algo secas.

Por qué se moja la nariz del perro

Antes de entrar en ese debate, primero tenemos que entender por qué los perros tienen la nariz húmeda. La respuesta es sencilla: las narices húmedas funcionan mejor. Los perros dependen de su desarrollado sentido del olfato para interpretar su mundo, y las partículas de olor se adhieren mejor a las superficies húmedas. Esa nariz húmeda también refresca a su perro en los días calurosos, de forma similar a como el jadeo regula su temperatura corporal.

El revestimiento de la nariz del perro contiene unas glándulas especiales que producen mucosidad y mantienen húmedos sus conductos nasales, además de producir un líquido transparente y acuoso que le ayuda a mantenerse fresco. Los perros también se lamen la nariz regularmente para mantenerla limpia. De tanto olfatear, la suciedad y el polen pueden acumularse alrededor de las fosas nasales de su perro, y el lamido tiene dos propósitos: no sólo mantiene húmeda la nariz de su perro, sino que los cachorros también pueden interpretar el olor a través del gusto, gracias a un órgano olfativo altamente especializado llamado órgano de Jacobson.

A pesar de lo conveniente que sería tener una forma fácil de medir la enfermedad en los perros, hay varias razones perfectamente normales por las que la nariz de un perro puede estar caliente o seca, y cabe señalar que los perros enfermos también pueden tener la nariz húmeda.

Tratamiento para la nariz seca del perro

Antes de entrar en ese debate, primero tenemos que entender por qué los perros tienen la nariz húmeda. La respuesta es sencilla: las narices húmedas funcionan mejor. Los perros dependen de su desarrollado sentido del olfato para interpretar su mundo, y las partículas de olor se adhieren mejor a las superficies húmedas. Esa nariz húmeda también refresca a su perro en los días calurosos, de forma similar a como el jadeo regula su temperatura corporal.

El revestimiento de la nariz del perro contiene unas glándulas especiales que producen mucosidad y mantienen húmedos sus conductos nasales, además de producir un líquido transparente y acuoso que le ayuda a mantenerse fresco. Los perros también se lamen la nariz regularmente para mantenerla limpia. De tanto olfatear, la suciedad y el polen pueden acumularse alrededor de las fosas nasales de su perro, y el lamido tiene dos propósitos: no sólo mantiene húmeda la nariz de su perro, sino que los cachorros también pueden interpretar el olor a través del gusto, gracias a un órgano olfativo altamente especializado llamado órgano de Jacobson.

A pesar de lo conveniente que sería tener una forma fácil de medir la enfermedad en los perros, hay varias razones perfectamente normales por las que la nariz de un perro puede estar caliente o seca, y cabe señalar que los perros enfermos también pueden tener la nariz húmeda.

Perros alérgicos

La historia nos dice que la nariz de un perro debe estar siempre húmeda. Y, como nunca queremos dudar de nuestras decisiones cuando se trata de nuestras mascotas, a menudo nos preguntamos: «¿La nariz seca de mi perro significa que está enfermo?»

La mayoría de las veces la respuesta es no. La temperatura de la nariz de su perro fluctuará a lo largo del día en función de la actividad y la ubicación de su cachorro. De hecho, algunas razas de perros son conocidas por tener la nariz más seca que otras.

Las narices de los perros están húmedas para mejorar su sentido del olfato y regular su temperatura corporal. Por lo tanto, dependiendo del calor que tenga el cuerpo de su perro en ese momento, puede determinar el grado de humedad de su nariz hasta que se enfríe.

Nunca es recomendable centrarse sólo en un síntoma de salud cuando su amigo peludo parece estar enfermo. Muchas veces, si su perro necesita ayuda veterinaria, habrá múltiples síntomas presentes. Es muy importante vigilar una serie de indicadores de salud, como el apetito, la ingesta de agua, el patrón de sueño, la energía y el comportamiento diferente en la casa.