Vestidos para cena de empresa

Vestidos para cena de empresa

Vestidos para cenas de negocios masculinos

Haz que tu próxima ocasión especial sea inolvidable con un nuevo y magnífico vestido de cóctel que te haga sentir fabulosa. Tanto si eres dama de honor, madre de la novia, como si asistes a un bautizo o a un evento especial, nuestras colecciones de vestidos de cóctel y de ocasión te ponen en el punto de mira.

Además, puedes completar tu outfit con nuestros accesorios de mujer para vestidos de cóctel. ¡Te enamorará! Aunque el vestido es el protagonista, los accesorios también juegan un papel muy importante. No lo dudes, si tienes un evento importante, podemos ayudarte a estar perfecta.

Vestimenta de negocios

¿Qué ponerse en una cena de negocios? A lo largo de la vida se celebran muchas fiestas y eventos que exigen vestirse formalmente después de la oficina. Para una cena de negocios, es necesario vestirse de manera informal o formal, así que primero decide el look que quieres.

Puede tratarse de una vestimenta de negocios informal, o de un evento formal en el que te sientas, o de una reunión/cena de negocios para discutir acuerdos, un cóctel para celebrar o una fiesta de Navidad/Año Nuevo en la oficina. Estos son sólo algunos de los eventos que requieren una vestimenta formal y, siendo una mujer, definitivamente querrás estar vestida de acuerdo con la ocasión, con el código de color correcto, el maquillaje, las joyas y todos los demás accesorios, ya que tus ascensos y el causar buenas impresiones pueden depender de ello, así que no querrás ser irresponsable. Así que si te han invitado a un evento que requiere vestirse formalmente o estás planeando una cena de negocios de este tipo, no busques más. Sólo tienes que leer este artículo.

Una prenda que no puede faltar en tu armario. Si trabajas en una empresa multinacional, hay algunas prendas que deberías tener y el vestido negro es una de ellas. Es versátil y puede usarse para un gran número de eventos. Sólo tienes que combinarlo con los accesorios adecuados.

Trajes casuales para cenas de trabajo

Así que tienes una cena de negocios semiformal en tu calendario. ¿Cómo puedes adaptar tu ropa de oficina a las fiestas después del trabajo o a las cenas de empresa? Aunque tener unos cuantos vestidos de fiesta semiformales en el armario es un buen comienzo, lo mejor es conocer el código de vestimenta esperado.

Si la invitación a la cena indica un traje de negocios semiformal, el protocolo exige un vestido de fiesta discreto o un traje de negocios semiformal con un aspecto elegante. ¿No se menciona el código de vestimenta? Sigue siendo una buena idea ir bien vestida con un modesto vestido de trabajo o un clásico vestidito negro que sea perfectamente aceptable para la oficina y las fiestas después del trabajo. En caso de duda, imagínate en la cena cuando entre tu jefe… ¿te sentirías cómoda con tu vestido ante tu supervisor? Si es así, ¡tienes un ganador!

¿Significa eso que puedes llevar un vestido profesional a una fiesta después del trabajo? Por supuesto. Pero, ¿y si un nuevo cliente potencial o un compañero de trabajo te sugiere una cena de lujo después del trabajo? Si crees que lo que sueles llevar a la oficina no es lo suficientemente elegante y no tienes tiempo de correr a casa para cambiarte, aquí tienes algunos consejos sobre cómo afrontar las fiestas sorpresa después del trabajo:

Atuendo para cenas de negocios femenino

«Me han encantado todos los vestidos que he pedido a esta empresa. Siempre son hermosos, siempre son perfectos; ¡incluso los vestidos rebajados! ¡Envío rápido y vienen con sus propias perchas y bolsas! Los recomiendo a todos los que buscan un vestido».

«¡Absolutamente hermoso! Pedí una talla más (pedí la talla 8) que mi talla «normal» de vestido, la 6, por si acaso la talla era pequeña. El vestido se ajusta perfectamente. Exactamente lo que estaba buscando. La calidad y el tejido son excelentes. Definitivamente volveré a pedirlo en el futuro».

«Había pedido un vestido y se pusieron en contacto conmigo para decirme que la marca tendía a ser pequeña, les di mis medidas y pensaron que debía aumentar la talla así que lo hice. El vestido llegó y era demasiado grande, rápidamente me enviaron otro vestido gratis en una talla más pequeña. Quedé muy impresionada con su servicio».