• Lun. Sep 20th, 2021

Divorcio express: rápido, económico y más sencillo

Divorcio express: rápido, económico y más sencillo

Un divorcio nunca es fácil. Pero con el divorcio express podemos lograr que este camino tan difícil de tomar sea más rápido, menos doloroso y económicamente factible para ambas partes.

El divorcio es un proceso que resulta muy doloroso tanto para los cónyuges como para el resto de familiares e hijos. 

Por eso, cuando un divorcio se quiere realizar de mutuo acuerdo, la mejor opción es hacerlo de forma que se pueda acortar el tiempo que dura esta fase.

Con el divorcio express logramos que el tiempo que toma realizar la documentación y que una pareja esté separada de manera legal sea menor. Además de confeccionar un convenio regulador para hacer todo de manera amistosa y beneficiosa para ambos cónyuges.

Con esta nueva manera de acabar con la relación matrimonial conseguimos además un divorcio barato en Madrid, ya que los costes son menores.

El divorcio express, un acuerdo amistoso y eficiente

Para que se pueda llevar a cabo un divorcio express, es necesario que haya un acuerdo entre ambas partes.

Esto soluciona muchos problemas que suele conllevar otro tipo de divorcios, ya que en este caso los cónyuges han llegado a un acuerdo, y todo se soluciona de manera rápida y amistosa.

Esto trae consigo diferentes beneficios para ambas partes y, en especial, para los niños de la pareja si los hubiera. 

En un divorcio los pequeños son los que más sufren al ver a los padres discutir de manera constante. Pero cuando todo se hace de manera amistosa y con un acuerdo con el que ambas partes estén contentas, los niños se sienten más tranquilos porque los padres ponen todo de su parte para que haya paz.

Gracias a este tipo de divorcio, conseguimos que haya un entendimiento por ambas partes, y al ser todo de mutuo acuerdo, otro beneficio es que se evita perder tiempo y dinero porque resulta más económico.

Requisitos para el divorcio express

Para que una pareja pueda disolver el matrimonio a través de esta fórmula, tiene que cumplir ciertos requisitos muy sencillos.

Tendrán que llevar al menos 3 meses de casados, que el divorcio sea consensuado por ambas partes y deben acordarse los términos del divorcio mediante un convenio regulador.

Este convenio es un documento en el que se explica el acuerdo al que llegan ambas partes en cuanto al cuidado de los hijos, la patria potestad, los bienes familiares y cualquier asunto que los miembros de la pareja consideren que son necesarios que estén dentro de este convenio.

De esta manera se reflejan en este papel tanto los derechos como los deberes que ambos cónyuges deben cumplir tras su divorcio.

El convenio regulador, en el caso de un proceso de divorcio de mutuo acuerdo, será aprobado por el juez al que se presente el caso o un abogado de justicia.

Al ser un divorcio de mutuo acuerdo logramos que los trámites sean más rápidos y evitamos que el camino de la separación sea más doloroso.

Sabemos que un divorcio nunca es cosa que sea de agrado, pero cuando es necesario llegar a ese final, es importante poder cerrar las heridas cuanto antes.

En nuestro bufete Abogados Cebrián, ayudamos a aquellas parejas que desean poner fin a su relación a que puedan dar este paso de manera amistosa, rápida y con menor pérdida económica.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad